Complementos

En lo alto de la copa del sombrero no solo se tejían bolsos y sombreros, al maestro le encantaba probar de confeccionar piezas nuevas con paja de trigo y fibras naturales. Un día la mujer del maestro sombrerero acudió al taller. Entre paja y alfileres trenzo una bonita pieza que pensó que podía usar como pulsera. A raíz de ahí y con ayuda de la maestra sombrerera se empezaron a tejer pulseras, pendientes y diademas de todo tipo de fibras naturales.